Nuestro Compromiso

En primer lugar,  nos comprometemos a trabajar conjuntamente para concretar nuestro proyecto según los conocimientos, capacidades y disponibilidades de cada uno, buscando las opiniones, el asesoramiento profesional y los medios externos que se consideren necesarios en las distintas fases de su ejecución, en las que habrá una participación activa de sus integrantes, tanto en el proyecto arquitectónico de las zonas privadas y de las comunes como en la redacción de las normas de convivencia y funcionamiento de sus instalaciones, actuaciones que se basarán en el consenso y en la cooperación entre iguales y que se gestionarán con transparencia.

 

Para llevar a buen término nuestro proyecto, lo presentaremos de manera detallada a quienes, compartiendo sus valores y objetivos, puedan estar interesados en entrar a formar parte  del mismo.  A  partir   del  momento  en  el  que   Abante  decida  su  ubicación, constituiremos  una  cooperativa, de unidades habitacionales en cesión de uso que lo llevará a cabo y gestionará su posterior funcionamiento.​

Y, con la participación de todos los cooperativistas, se redactarán las normas que deban regular una  convivencia basada en el respeto y que resuelvan de manera acordada y generosa los posibles conflictos. En ellas se hará igualmente efectivo el compromiso de darnos afecto y  ayudarnos solidariamente en la medida de nuestras necesidades y se concretarán los medios para lograr que cualquiera de nosotros pueda permanecer en la comunidad -si así lo desea- hasta el fin de sus días, sin que sea un obstáculo su nivel de dependencia,  lo que resolveremos atendiéndole con  la ayuda profesional que se precise. Dicha atención se basará en los parámetros éticos que se consideran en los modelos de Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP).